Escrita por: Neko


You never saw this coming.                                                                                                                                          

El protagonista de Persona 5 tiene antecedentes penales, algo que marca su día a día incluso tras mudarse a Yongenyaja, barrio cercano a la metrópolis de Shibuya en Tokio. En el instituto Shujin también lo tendrán fichado como “chico problemático” pero, para su desgracia, se verá envuelto en un incidente que puede conseguir que lo expulsen del centro. Al mismo tiempo, el protagonista y otro compañero implicado, Ryuji Sakamoto, se ven transportados al mundo del subconsciente gracias a una misteriosa aplicación de navegación que aparece en sus móviles y allí conocerán a Morgana, un extraño ser con forma de gato que dice haber perdido sus recuerdos, y conseguirán la habilidad de invocar Personas. Desde este mundo del subsconsciente, los tres junto a la ayuda de An Takamaki, otra compañera del instituto, tendrán que robar el tesoro del Palacio creado por el subsconciente del verdadero culpable y así hacer que admita su culpabilidad en el mundo real. Este será sólo el inicio de los llamados ladrones fantasma de corazones, quienes prometen limpiar el mundo de los adultos corruptos.

  • Genero: JRPG
  • Desarrolladora: Atlus
  • Director: Katsura Hashino
Disclaimer: Esta reseña no hace ningún spoiler mayor pero si discute algunas cosas del guion y los personajes. Probablemente no arruine tu experiencia pero si queres entrar al juego virgen, ya quedaste avisado.


Persona es una franquicia rara, que surgió como un spin-off de una franquicia aún más rara llamada Shin Megami Tensei, que a su vez es también un spin-off de Digital Devil Story: Megami Tensei, un un JRPG incluso mas raro. Y en general yo me considero un seguidor de la franquicia, no uno exactamente fanático, pero le tengo un cierto cariño, mezclado con un extremo odio de vez en cuando, pero si me trajo muy buenos momentos... al igual que algunos otros muy malos.

Pero centrémonos en Persona, mas específicamente del 3 en adelante. Durante el día haces cosas de estudiante japones normal, como jugar al basket, tratar de ligarte a tu profesora o ser el adolescente más carismático en la historia de la humanidad, y durante la noche haces cosas de protagonista de shonen normal, como invocar seres mitológicos para matar bichos en una torre de 200 pisos que nadie mas puede ver excepto un montón de menores de edad. Entonces llega Persona 5, una nueva entrega en esta franquicia que parece ser una reinvención de la formula que ya no tendrá una narrativa que se cae un poco a pedazos gracias a un motor gráfico deficiente. Y lo que conseguimos fue... el mismo Persona de siempre. El Persona en el que se es un estudiante de día y se salva al mundo de noche, lo cual no es necesariamente malo, a mi me gusta ese Persona, me gustan esas historias de misterio llenas de personajes carismáticos y jojo-poses, pero se siente como una jugada segura, y mientras continuo esas largas 80 horas, no puedo dejar de pensar en las oportunidades perdidas.

I walk a lonely road
The only one that I have ever known
Pero, si hay algo seguro es que este juego se ve fenomenal. Los gráficos mas pulidos de esta entrega ayudan a que uno no este rezando por la próxima vez en la que el juego se le de por poner una cinemática tipo anime, y lo que es más, el juego se ve tan bien que las escenas animadas tradicionalmente se ven mal en comparación, aunque tampoco se ven exactamente espectaculares por su cuenta, en todo caso esa no es cosa mía para especular. Pero el punto se mantiene, en Atlus hicieron un esfuerzo extra para que todos se viera perfectamente y que el estilo del juego se muestre hasta cuando estas en un menú.

Sin embargo, y como ya dije antes, me hubiera gustado un esfuerzo parecido en innovar, porque todo lo que hagas en Persona 5 ya se ha visto, y algunas de esas cosas se hicieron mejor antes. Seguimos tratando de salvar el mundo, aún si al principio no lo parece, seguimos siendo un protagonista masculino adolescente, y seguimos todavía una trama formulaica como en Persona 4 en la que encontramos algún compañero en problemas, se los resolvemos y despues el o ella se une a nuestro equipo y al igual que en Persona 4 la escala aumenta desmedidamente hacia al final del juego y como en Persona 3 también tenemos que hacer una decisión dificil al final, y esto ultimo es una de esas cosas que sí se hicieron mejor anteriormente. La mayor innovación en este juego es la implementación del sistema de negociación, y si bien me parece una muy buena adición, incluso eso es algo que sacaron de Shin Megami Tensei.

Wait...¿¡IS THAT A MOTHERFUCKING JOJO'S REFERENCE?!
Aun así tomando al juego cómo es, resulta que es una versión perfectamente pulida de sus dos antecesores. La jugabilidad se siente mas suave, las peleas son mas rápidas y muchisimo menos frustrantes, los calabozos son mas entretenidos de explorar y se tiene un mayor control sobre el tiempo que se usa para construir tus relaciones, cosa de no terminar desperdiciando mucho tiempo tratando de ligarte a tu profesora subir de nivel tus social links. Lo que sí no está tan pulido es la narrativa.

Es cierto que la mejora gráfica hace que no tengas que comerte media hora de texto acompañada solo por unos modelos poligonales feos y sprites de personajes y un narrador para rellenar los hoyos, pero lo que ganamos en gráficos lo perdimos en sutileza, y esto lo digo dentro de una franquicia en cuya tercera entrega los protagonistas invocaban a sus Personas pegándose tiros en la bocha. Pensaran que eso no es para tanto, pero cuando en casi todos lo calabozos uno termina enfrentándose a la representación del villano de turno y esta representación es un rey caricaturesco con capa, cetro y todo, entonces puede que ya se estén pasando un poco con las alegorías, y tampoco ayuda que todos ellos se comporten como villanos de caricatura a los que solo les falta un bigote para acariciar.

Por otro lado la parte que si se trata de manera mas sutil y es mucho mas efectiva por ello, son los temas del juego. La parte mas interesante, que son los Social Links, las relaciones que tenes con otras personas, están mayormente protagonizadas por personajes que cometieron errores en el pasado y ahora buscan algún tipo de redención. Buscan alguna manera de pagar por sus pecados y sus historias algunas de las mejores que hubo en este juego hasta la fecha. Son historias sobre la compasión y el arrepentimiento, sobre segundas oportunidades y creo que dice mucho que uno de los mejores personajes en este juego es un político que solía ser corrupto.

Best girl boy
Pero hablemos de la duración del juego por un momento, porque lo cierto es que de esto no soy un fan. Este juego me tomo 80 horas en completar, y eso gracias a algún tipo de magia negra que hice, o quizas solo sea porque soy un casual que pone el juego en normal, porque veo que a muchas personas les tomó 100 horas completarlo. No digo que un juego no pueda tener "cientos de horas de contenido", pero este juego en particular se nota que esta estirándose por lugares. Mejores ejemplos de esto son el tutorial que dura 4 putas horas y la escena de introducción que la tenes que jugar dos veces en el mismo juego, una vez al principio y otra vez en el ultimo tercio, la segunda vez casi sin ningún cambio de manera que se podría cortar completamente y no se perdería nada. Estas cosas hacen que jugar se sienta como una tarea mas que nada y de esas 80 horas de juego sabe Dios cuantas realmente me pase jugando.

Ademas el ultimo tercio es donde el juego empieza a quedarse sin nafta y donde realmente se siente como un reciclaje de ideas vistas en Persona 3 y Persona 4, tales como una decisión dificil que puede llevar a un final malo, luchar contra un dios lovecraftiano, tener que tomar un balazo por el equipo y mas cosas por el estilo, sin mencionar que podría rantear otro rato sobre como Persona 3 y 4 hicieron estas cosas mejor.

Pero ya hablé mucho, tomen una Futaba y una Makoto.
Y aun así, todo esto no quita el hecho de que disfrute mucho con este juego. Me gusta esta franquicia y Persona 5 es como un disco "Greatest hits" de lo que más me gusta de ella, y es imposible negar lo mágico que ese momento en el que toca robar el corazón de un villano, cuando todo se pone color rojo y Life Will Change empieza a sonar en el fondo y que solo podria ser mas perfecto si tuviera el tema de Mision Imposible.

Pero eso no quita el hecho de que uno se queda esperando que se experimente mas. Quizás con una protagonista femenina o haciendo que no controle a un Gary Stu que prácticamente tiene control total sobre la vida de la gente. Pero de todas maneras, es un juego recomendable, así que siéntate, tomate un café, pásate 100 malditas horas frente al monitor y, al final, compartí un momento increíblemente homosexual con Ryuji.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -