Popular

Escrita por: guy wholikesanime


Introducción

Para su placer les traigo una serie de reseñas de primavera 2016. Mientras ReZero se corta las venas escuchando Bullet for My Valentine y BnHA descansa en su trono con otakus besándole los pies, hablemos un poco de ReLiFE, una comedia romántica escolar. No me miren así, las otras dos opciones son una adaptación de novela ligera y un shonen de pelea. No estoy particularmente explotando de emoción en este escenario.

ReLiFE nos llega de parte de TMS Entertainment, quienes fueran los socios de Tokyo Movie Shinsha por décadas. Pero mientras Tokyo Movie Shinsha murió como uno de los más prestigiosos, influyentes y mejores estudios de animación japonesa de la historia, TMS lleva ya varios años luchando por llenar semejantes zapatos. Lo único que hacen es explotar a Conan y a Lupin, y sacar shonen y shojo completamente mediocres que me aburren hasta extremos…pues aburridos. Sin embargo con ReLiFE puedo decir que el estudio está dispuesto a…no moverse ni un centímetro en ninguna dirección. Bueno eso no es enteramente cierto, pues toda la gente detrás de esta serie es inexperta y tiene poco trabajo en la industria, lo cual indicaría que ReLiFE es un proyecto piloto para evaluar a estas personas y ver qué es lo que pueden hacer. Pero una comedia romántica escolar no es ideal para ello. Si querés ver lo que pueden hacer entonces dejales libertad creativa. No los restrinjas a un setting con potencial limitado, que además es una adaptación de un manga por lo que están limitados dos veces.

Nuestro protagonista es Kaizaki Arata, un hombre de veintisiete años, desempleado y con problemas para relacionarse, según lo que nos dice la exposición de la serie. Los primeros tres minutos del anime pensé que esta sería una serie del estilo NHK, donde un adulto antisocial sin ninguna habilidad, talento o iniciativa, desempleado y sin estudios debe crecer y madurar para encontrar la felicidad en este cruel mundo capitalista. Lo que me excitó mucho porque NHK tiene la clase de mensaje anti escapista que hace tan bien a los fanáticos del anime, y del cual soy un sólido partidario, oponiéndome así a las fantasías de auto inserción que traen las novelas ligeras. Emoción que murió abruptamente a los cuatro minutos cuando Arata se toma una pastilla que lo vuelve un adolescente y debe revivir su vida de secundaria. Menos mal muchachos, no querríamos que esto se pusiera interesante. No se confundan, ReLiFE sólo copia de NHK el concepto del protagonista, y después se olvida del buen diálogo, la banda sonora que ayuda a la atmósfera, los personajes complejos, la profundidad temática, el desarrollo natural, el ritmo consistente, la catarsis adecuada para los arcos de crecimiento.


Animación y Música

Por lo menos se ve mejor que NHK, lo que no es decir mucho. La animación y los efectos son adecuados, pero como estamos hablando de una comedia romántica escolar eso poco importa, lo que más nos interesa son los diseños de personajes, y estos son también adecuados ni más ni menos. Personalidad es la palabra del día, y a esta serie realmente le falta personalidad visual pues es idéntica a todas las otras en su género. Claro que estamos hablando del fondo del barril en lo que se refiere a mediocridad creativa en la industria del anime cuando nos referimos a las comedias románticas escolares, pero no estaría mal al menos intentar buscar un estilo propio. Los fondos son los reyes de la serie. Tienen un nivel de detalle bastante impresionante y están bien dibujados, además que la iluminación acompaña y está muy bien manejada.

Sin embargo algo pasó en la segunda mitad. A partir de cierto punto la cosa pasa de verse adecuada a verse mediocre en sus mejores momentos a muy mala gran parte del tiempo. Los cuadros muestran enormes inconsistencias, las luces y los efectos desaparecen, el sombreado se pone horrible, y los fondos pierden detalle. 

Escuché mucha gente diciendo que la música era mala y que la serie tenía al peor compositor de la industria. Personalmente no comparto esta idea. La banda sonora es, como la animación, adecuada, decente, encaja, está ahí. Ni la dirección ni la composición hacen que sume algo particular a la pieza, pero tampoco rompe la experiencia de forma desvergonzada.


Historia y Personajes

¿Pero qué pasa con la historia de ReLiFE? Tiene sus aciertos y hay destellos de lo que podría ser la imaginación de un ser humano. Para empezar el protagonista es un adulto disfrazado entre adolescentes lo que permite a la serie burlarse de los cliches y tropos más prominentes del género, para así crear una comedia que va más allá del ecchi y gente gritando como estúpidos porque si. Honestamente, el humor es lo mejor que tiene para ofrecer el anime pues es una mezcla de ironía, con parodia y la inocencia propia de los romances escolares. Además tiene buen timing y está ubicado con inteligencia para no hacer saltar el tono como si estuviese en un sube y baja mal aceitado.

El problema es que el resto de la serie es muy insubstancial. El melodrama es lo que decididamente mata al ritmo. No sólo los problemas son triviales y los personajes se presentan sin motivación o razones por las cuales sentir empatía por ellos, sino que además las cosas se sacan de proporción con muchísima fuerza para generar lágrimas. Y los personajes actúan de forma muy irracional ante sus problemas. Por supuesto que todo esto se da en tan sólo cuatro episodios del anime, pero estamos hablando de un tercio de la duración total de la serie, así que no es algo menor. Además, fuera del arco de Kariu en el que se da todo eso, el resto del anime muestra poco o nulo desarrollo y/o progreso para lo que sea que es la “trama” y el crecimiento de los personajes. Para ponerlo de forma que todos puedan entender “no pasa una mierda”. Seguro, constantemente un personaje dice algo como “De verdad el protagonista está creciendo mucho y cambiando como persona”, pero esa barata exposición para justificar un patético arco de desarrollo no tiene ningún impacto porque nosotros nunca vemos el crecimiento real de los personajes. Nos dicen que Arata es responsable, atento, tiene iniciativa y es muy sociable, ¿entonces cuál es el punto de toda la serie? ¿No se suponía que era un fracasado social sin trabajo ni objetivos? ¿Y dónde está esa falta de confianza de la que tanto hablan? No puedo creerme su desarrollo si nunca me muestran como era antes de supuestamente crecer. Si querés hacer una historia de crecimiento personal tenés que mostrar un personaje con fallas humanas a mejorar, no simplemente decirme que tiene fallas y después esperar que me lo crea cuando el tipo es un Gary Stu. Está bien, le va mal en los exámenes pero eso apenas vale la pena mencionar pues la influencia del colegio en la trama es mínima, y sólo existe para que la demografía adolescente mire la serie.


En este punto la pregunta que acosa al anime es si en los momentos de comedia la serie es buena, en los momentos de drama es mala, y en los momentos que no son ni de comedia ni de drama es insípida y aburrida, ¿cómo se sostiene? La respuesta obvia son “los personajes”, y no lo digo con sarcasmo. Están bien redondeados, son simpáticos, y las interacciones entre ellos son entretenidas. Pero tener solamente buenos personajes no es suficiente. Si no tienen un papel activo en la trama, arcos de desarrollo profundos o un diálogo que haga a las escenas divertidas, entonces no valen para nada. Kariu es la única que participa en lo que pareciese ser una trama, y la que tiene un arco de desarrollo, pero como ambas cosas están afectadas por todos los problemas que mencioné hace un momento, bien podrían enterrarse para el beneficio de la serie. Y el diálogo si bien no es horrible, es bastante meloso y exagerado, y viene cargado con muchísima exposición para explicar cómo se sienten los personajes. ReLiFE prefiere contar a mostrar, pero estoy demasiado aburrido para prestar atención a sus monólogos internos y conmovedoras escenas de auto superación.

El punto flojo del cast es, de hecho, Arata, a quien recordarán porque es el protagonista. No sólo su participación en la historia es estúpidamente trivial y podría ser completamente eliminada, sino que además es espantosamente blando. Como dije no tiene ninguna falla más allá de que se enoja con facilidad o le va mal en los exámenes. No me molesta tener un protagonista que sirve de catalizador para el crecimiento de los demás, pero si los otros crecen poco, y lo hacen a pesar del personaje y no gracias al personaje entonces la cosa pierde su propósito.

Y no nos olvidemos que esto es una adaptación de un manga sin terminar, así que ya saben lo que significa: un montón de cabos sueltos y un final que resuelve poco y nada, junto a las promesas vacías de una segunda temporada que llegará únicamente si las ventas son adecuadas. Es posible que la hipotética segunda temporada haga las cosas más interesantes ahora que los personajes ya han sido establecidos, y los giros de tuerca de la trama revelados. Pero así y todo, van a tener que crear situaciones horriblemente convulsionadas para hacer de esta una historia menos predecible y más interesante.


Conclusión

Al final me encuentro forzándome a que me guste ReLiFE. Por lo menos la comedia está bien puesta y tiene algo más que humor ecchi, y personajes gritando como idiotas. Por lo menos sus arquetipos son simpáticos y tienen personalidad. Por lo menos quiere dejarme un mensaje de verdad y no ser sólo entretenimiento pasajero. Pero lo único que me deja es ese horrible sentimiento de “podría ser mejor, podría ser peor” y se transforma así en una de esas experiencias pasajeras y poco coloridas que infestan al anime de temporada. Y si TMS realmente piensa que con esto va a recuperar la antigua gloria entonces deberían meterse fósforo blanco en los ojos. Oigan chicos, tengo una idea que podría funcionar: una remake de Ashita no Joe en la que el audio no se sienta como un taladro oxidado en el tímpano.

{ 1 comentarios ... read them below or add one }

- Copyright © La Fede Reseña - Basado en Gorilla Coding - Blogger - Rediseñado por OnionSoda y Vene para La Fede - Diseño Original de Johanes Djogan -